Amor vegetal

A veces, dos cuerpos

son como árboles que crecen juntos,

ignorándose,

haciéndose sombra.

Pero un día sus ramas desnudas

estiran los dedos y se unen

con tal fuerza que nada,

ni siquiera el golpe seco

del invierno, lograría separarlos.

A veces, un árbol de ramas peladas posee mi cuerpo, confundido con mis venas, y busca el calor de otro árbol al que abrazarse.

Nada, ni siquiera el paso de los años, la desmemoria y el cansancio,

será capaz de alterar ese destino de amor vegetal.

image

Foto: Manu65

2 comentarios en “Amor vegetal

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s