Destino

También llegará un día en que yo ya no esté y mis libros quedarán huérfanos. ¿Pasarán la noche junto a un contenedor de basura, husmeados por un perro que apenas leerá mi olor entre líneas? ¿Acompañarán los sueños etílicos de un hombre invisible que hace mucho que lo perdió todo? Tal vez ni eso: se desintegrarán bajo la lluvia y el barro, como un cuerpo abandonado entre los matorrales. Y extrañamente se cumplirá nuestro destino. Juntos ya para siempre en la última estación.

Barcelona, 9 de junio del 2020

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s